Semblanza

29 10 2008

“Quiero ver jugueteando
Por las piezas y pátios
Un muñeco de carne
Mitad tú, mitad yo”.

Mitad tú, mitad yo

Mi tía Irma tiene dos hijos; los ama más que a su propia libertad. Los ama tanto, que los trajo a un país extraño, creyendo liberarse y liberarlos de un futuro incierto.

Ella sigue siendo libre como el viento, su mejor arma es su troca y su fé inagotable. Y cada que puede, sacude el pañuelo del bueno humor y usa como adorno en su cuello.

Toma café para mitigar la nostalgia, la añoranza de su pueblo y de su gente. Y vive libre, entre barras y estrellas, atrapada en un sueño (americano) que aún no ha visto llegar.

Y hoy, sola en casa, ha tomado el teléfono y llamado a la familia.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

1 11 2008
Karla Ramos

me encanta esa cancion!!! “quiero veeeeeeerrrr que me busque… quiero ver que me espere… quiero que me consuele cuando me vea llorar!!!” =( ay no… quiero tener un hijo… pero que no sea tan ingrato jeje como yo lo fui con mis padres. aahh y que sea niño… varon! ta cabr@n vdd? jejeje ya son muchas exigencias… lindo post… cuidate mucho niña hermosa!! ciao!!

5 11 2008
Marco

Peke preciosa… a veces ponemos vientobajo las alas por que lo necesitamos. Miranos a nosotros, poniendo viento cada que podemos y espero (y rezo) por que pronto ese viento nos lleve a tierras lejanas y al fin podamos compartir ese cafe que tanto nos debemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: