México, Distrito Federal

20 05 2008

“La ventaja de tener mala memoria
es que se goza muchas veces con las mismas cosas”.

Friedrich Nietzsche

¡Qué felíz me siento de ser mexicana! Hoy parece que en la Ciudad de México no ha amanecido, casi a mediodía y el cielo sigue negro como si pronto fuera a amanecer.

Estoy en el hotel y me dispongo a repasar los apuntes del curso; me doy cuenta que no soy mala en lo que hago y que incluso me gusta, sin embargo, se pasean frente a mí diferentes futuros, todos coquetos, todos igual se desvanecen.

A decir verdad, este sentido de pertenencia me confunde bastante. Me veo contenta en la capital de mi país, dialogando, objetando… pensando y después creo que de Lunes a Viernes la hago un poco de niñera, y además en inglés.

Pienso cómo sería mi vida si me dedicara a… impartir cursos por ejemplo, creo que estaría más o menos como ahora, sentada junto a la ventana, con la lámpara frente a mí, escribiendo y disponiédome a repasar. Sentiría esta misma nostalgia cuando visitara las ciudades… pero mi reflexión despertaría conmigo cada mañana.

Anuncios