Agua salada

25 03 2008

Mis brazos son como ramilletes de espigas que el tiempo y el sol han curtido, que la sal han secado. Llevo ya trescientos sesenta y cinco años nadando entre sal y hoy que una corriente trajo agua dulce hasta aquí, me di cuenta que había olvidado su existencia.

Anuncios