“Iba” tampoco existe

28 09 2007

“Me dejé querer todito
con cuidado y despacito
pa´ sentir más el amor…”

Sasha Sokol, De los pies hasta la frente

Hoy iba a tomarme unas micheladas con mis compañeros de la oficina. También iba a lavar mi ropa. Cuando me di cuenta que ninguno de los dos planes se hizo, decidí que iba a llegar a un Starbucks, tomar café y navegar un rato por Internet.

Finalmente, al tomar Avenida Américas – hermosa calle – había mucho tráfico y me dio cierta flojera. Entonces seguí el camino…

…Dos cuadras antes de llegar a casa, llegué a un semáforo que tiene un tiempo en el que los dos sentidos están en rojo – sí… lo que usted está pensando es correcto: nadie avanza –

Por descuido, me adelanté demás y al sentirme insegura, decidí pasarme – el otro estaba en verde pero no venían coches – apenas hube visto la banqueta de enfrente, apareció una luz amarilla y un claxonazo. Di la vuelta y me detuve.

Esperé tranquilamente que el oficial de vialidad llegara a mi ventanilla, no apagué el motor ni puse en mudo la música y seguí esperando… él se sorprendió – no sé si esperaba ver a un ranchero en mi pick up – yo ya le rezaba al “Santo del Semáforo en Rojo” porque de los pocos puntos que conozco de la ley de tránsito de Jalisco o la Zona Metropolitana de Guadalajara, puedo seleccionar hasta cinco que probablemente (muy probablemente) infrinjo…

Ni siquiera sé si vió mis papeles, tampoco recuerdo su cara, pero sólo me dijo: “Tenga cuidado” y me entregó mi licencia y tarjeta de circulación. Antes que terminara mi primera vez que me pasé un alto, di las gracias y me fui… Avancé una calle, llegué a casa y entré para escribir esto.

¿Quién lo iba a decir?

Anuncios




Indudable

27 09 2007

“No hay mayor placer que el de encontrar un viejo amigo,
salvo el de hacer uno nuevo.”

Rudyard Kipling

Ya no lo dudo: no tengo amigos en Guadalajara. A veces me cuesta trabajo compartir con los amigos sólo en un chat, en un correo electrónico, en un SMS… un blog.





Somnus

21 09 2007

“En el crepúsculo de la memoria volveremos a reunirnos,
volveremos a hablar juntos, y cantaréis para mí un canto más profundo:
y si vuestras manos vuelven a encontrarse en otro sueño,
construiremos otra torre en el cielo.”

Khalil Gibrán

Hoy me costó mucho levantarme. En el último intento, recuerdo – por fin – haber soñado: vi una pantalla, parecía este blog y la foto de quien comentaba era en tonos cafés, me parece que tenía una blusa café con líneas caqui. El comentario decía: “Qué pronto has vuelto a encontrar lo que creíste que se acababa al dejar la escuela”.

No tengo ni siquiera algo parecido a una idea sobre este mensaje. No encuentro relación ni significado… Sin embargo, puedo buscarlos.





Primer lugar

20 09 2007

“El dolor,
cuando no se convierte en verdugo,
es un gran maestro”.

Concepción Arenal

Una niña está feliz. Su escuela está en medio de la selva chiapaneca, esa misma escuela, ha ganado el primer lugar en aprovechamiento de acuerdo una prueba del gobierno federal.

Ella no está feliz porque su escuela ganó. Está feliz porque este día, estrenan uniforme, tenis y mochila que les han regalado.

¿Cuándo les regalarán sillas, computadoras, una cancha deportiva… el futuro que merecen?

Fuente: Periódico El Orbe





Extremos

17 09 2007

“Y cuando somos fuertes
nos devora el temor de seguir”.

Jumbo, Fotografía

Cuando siento que estoy perdiendo o a punto de perder algo, comienzo a enlistar todo lo que he perdido, como si ya no tuviera nada.

Hoy ha sido un día pesado pero bueno. No sé por qué pero he andado como esa pelota de goma azul que la raqueta golpea con fuerza mientras siente la gota de sudor de quien le inyecta el coraje.

Tan extrema estuve hoy que ahora que me doy cuenta, tomé cerveza mientras leía y al rato cené Cheerios con leche.





De mentiritas

17 09 2007

Casi no podría creerlo, pero lo creo. Hoy es domingo y son las 11:30 p.m., estoy en Sanborn´s porque Starbucks ya estaba cerrado, sin embargo, estoy tomando café soluble porque ya van a cerrar y no hay café de grano preparado. Ah, y el título venía porque en primera, parece mentira que en esta ciudad todo cierre temprano y no hayan tantos lugares 24 horas (menos en domingo) y además, tomo mi café con endulzante; o sea, azúcar de mentiritas.

Entre otras cosas, las horas de este fin de semana, me sirvieron para darme cuenta que el sábado y domingo duermo tantas horas que mis sueños comienzan a volverse episodios.

Este fue un fin de semana bastante patriótico y folclórico; lo que durante la mañana añoré un poco (música de Aída Cuevas, un poco de diversión y alguna bebida) en la noche se hizo realidad automáticamente, sin darme cuenta estaba en medio de la plaza de Zapopan, viendo los fuegos artificiales, oyendo mariachi y para mi sorpresa, a Aída Cuevas. Luego caminamos un poco por la plaza y del otro lado nos sentamos en un bar, yo quería pedir – otra vez – una margarita, sin embargo terminamos tomando “Kitatetutanga” o dicho de otro modo: un litro de cerveza con piña, chamoy, salsa inglesa y sal. Nunca había probado algo así… ¡y de lo que me había perdido!

Esta semana se me fue cocinando, y mal que bien, pude comprobar que no soy tan mala, pero sobre todo, que si sólo comer bien se siente satisfactorio, haberlo hecho en casa, ¡se siente mejor aún! A veces creo que me está dando prematuramente – como muchas cosas me han pasado – la crisis de los treinta: ya cuido la comida que compro, cuido tener el refrigerador surtido con cosas ricas pero sanas, pongo atención en cómo preparo los alimentos: si uso aceite de oliva o de maíz, que si el jamón es bajo en sal, que si es mejor comer pollo que carne roja… en fin. En verdad esto de cocinar se ha convertido en una forma de pasar buenos momentos; las horas que he pasado cocinando las he compartido con mi novia, y eso ayuda al estómago y al corazón, porque no sólo comes rico, sano y confiable, sino que hay alguien que puede decirte ¡qué rico te quedó!

Ahora que he aceptado la vida de Guadalajara la he pasado bien, he dejado de resistirme a todo y lo he disfrutado; ya me siento como una habitante más, aunque sin todo lo que más amo y que está lejos…

Brevemente, así es como va mi vida. Sin quererlo he hecho un breviario que disfruté tanto como moler café y después saborearlo. Ahora me voy a dormir, que además de sueño, tengo pena porque no hay ya nadie más aquí. Hasta otra.





Unicidad

13 09 2007

“Si le conceden un solo deseo, pida una idea”.
Percy Sutton

Cuando era niña, pensaba que los camiones tenían un reloj para contar cuando iba a cambiar el semáforo y por eso siempre arrancaban antes.

Extraño mi tierra, extraño a mis amigos. Extraño esa lluvia escasa, una carne asada y música mientras brindamos con botellas de cerveza.

Hoy volví a sentir esa utópica unicidad, cuando ví los adornos del mes patrio y el puente tapatío se convirtió en el palco del palacio municipal de mi ciudad como en el carro frente a mí ví el carro de cualquier amigo y en la gente por la calle todos los rostros que la tormenta de esta tarde me hizo recordar con nostalgia.

Hoy me sentí tan única, como si al mudarme hubiera empacado también mi entorno y hoy fuera sólo mío.