Efímero

22 04 2007

El viernes amaneció fresco; llovió durante todo el día, la salida a la hora de la comida fue con ese leve trote para no mojarse tanto. Hoy llovió nuevamente, de regreso de San Diego, y esa llovizna me hace sentir que ese es el California que conozco, que recuerdo.

El sábado fui a la playa, a Long Beach; pero quedé un poco desilusionada, de regreso a casa, e incluso veinte minutos después de subirme al coche de regreso, ya se me había olvidado que había visto el mar y que había ido a una playa. Comparo lo artificial y fuera de contexto de la playa y la bahía con la resistencia que conservo con Estados Unidos; no piendo en vivir acá porque todo me parece efímero… de por sí, los cambios imperan en mi vida, pero siento que ya estoy llegando a un buen punto: donde me canso de tantos cambios y los detengo.

Hoy también vi el mar, mucho mejor y más natural, de hecho salvaje, con algunas de las olas famosas de California donde están los surfers y como me ha pasado antes, cuando voy por las orillas, me siento en un mapa.

Aunque cada día procuro escribir algo más que un diario, hay entradas en que sólo se leerá una bitácora; reafirmo que hay cosas que no se quieren olvidar. Por eso algunas se escriben y otras se fotografían... pero de fotografías hablaré otro día.

Anuncios

Acciones

Information

One response

23 04 2007
Claudio

Uuuf
mejor europa
mejor españa
mejor casa

y yo creo, como buen wicca
que siempre gira la rueda
y eso es algría…
pero hay giros que ni que
jajjaja

beo en la punta de la nariz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: