Resumiendo

18 12 2006

“Nos tocaba crecer y crecimos, vaya si crecimos,
cada vez con más dudas, más viejos, más sabios, más primos,
pero todo se acaba, ya es hora de decirte ciao,
me ha citado la luna en Corrientes esquina Callao.”

Joaquín Sabina, Resumiendo

 

Cruda. Hace días amanecí con todo revuelto por dentro, con sosiego luego de la tormenta, pero sólo sosiego, no remedio. Sentía que de pronto todo se movía, todo gira en torno a mí. Límites… es lo que necesito.

 

Apariencias. A quien diga que las mujeres hacemos prácticamente rituales cuando nos reunimos, le diré que jamás ha observado a aun grupo de hombres. Su plática, sus preocupaciones, sus saludos y demás roban súbitamente mi atención.

 

Mudanza. Aunque me ha gustado, a veces me siento francamente cansada de hacerlo, no sé cuál será la definitiva. La primera vez no tenía nada, excepto libros*. La segunda muchas fotos**, un pasado y más libros. La tercera cargué ilusiones, esperanzas… fé, pero la maleta se desfondó así que llegué a otra casa con pedazos de los que traía conmigo. La cuarta y más reciente, dejé algunas cosas, empaqué más muebles, más ropa, menos fotos**, más música, más películas y un par de raquetas de tenis. De pronto creo que el proceso de cada mudanza ha sido un resumen de la etapa que precederá.

 

Libros*. La ventana al mundo que desconoces. Todo a lo que se puede aspirar y que no has tenido, a través de un libro es como se ha vivido y como se conoce.

 

Fotos**. Lo que queda del ayer. De las pocas defensas que tenemos contra el tiempo; cuando no queremos que algo se vaya, lo fotografiamos.

 

Ces´t la vie. Qué rara es la vida… Uno puede tener miedos, problemas, dudas… soledad, pero no por ello dejas de levantarte cada día, para buscar trabajo, por ejemplo.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

19 12 2006
Marco Alonso

He he he… que te puedo decir… muchas veces hacemos esos “rituales” sin darnos cuenta.

Sobre la mudanza… aun que físicamente sólo he tenido 2 mudanzas en mi vida… creo que cada etapa es una “mudanza” de todo… sin ir muy lejos…este 2007 planeo mudarme… mudarme tanto de casa como de muchas cosas…

Fuerza con la “mudanza” pekeñita… ya sabes que estamos aquí para ayudarte con unas “cuantas maletas”.

Un fuerte abrazo

19 12 2006
María

Casi me cuesta el matrimonio la última mudanza. Reconozco que perdí los nervios y miles de cosas más, casi todas inervibles. Y metiendome donde no me llaman, cuantos menos estantes pongas menos tienes que limpiar.
Un abrazo

19 12 2006
eldoctorhache

¡Cuánto coincido con lo que dices, María! También a mí las mudanzas me ponen enfermo de los nervios, y eso que llevo hechas la tira, o tal vez por eso. ¡Son los únicos momentos en que lamento no tener mayordomo!

22 12 2006
Carola Jorquera

Pues a mi las mudanzas y grandes cambios me provocan dos cosas: uno, un asombro infinito por la capacidad de acumular cosas inservibles que tenemos.Dos, un dolor de espalda impresionante.
Suerte
y como dicen por ahi, hay qu eviajar liviano… muy liviano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: