Límites

14 12 2006

“Sólo cabe progresar
cuando se piensa en grande,
sólo es posible avanzar
cuando se mira lejos”.

José Ortega y Gasset

Dijo Saúl el otro día: “hay limites para todo y cuando se sobrepasan es cuando empezamos a sufrir de más”. Qué acertado, además esto me hizo pensar en muchas cosas; escribo un poco de lo que pensé:

Últimamente he pensado – más de lo normal – que nunca me he ganado ningún premio, ninguna rifa, ni siquiera boletazo, cortesías… nada; definitivamente nada. Entonces mientras reflexionaba eso, salí a comer y noté cómo pasé junto a un señor que vende lotería y no me ofreció (¡!) así que decidí ni siquiera preguntar, porque no sé ni cuanto cueste un cachito o un entero… en fin, la lotería no será lo mío.

Seguí caminando, llegué a un puesto de revistas, no pude elegir ninguna revista y en cambio compré el periódico. Al cruzar una calle vi en un carrito algunas plantas, de inmediato pregunté por uno y el vendedor – que sí me lo ofreció, no como el de la lotería – me dijo: “es un árbol de la abundancia” y ¡clin! fue como si se encendiera un foco en mi cabeza y se dibujara una carita felíz… Ahí decidí llevármelo, pero antes pregunté el precio…

Creo que soy considerada con los vendedores. Aunque regatear sea un reto, tampoco me paso, cuando estoy insistiendo discretamente en bajar el precio, suelo pensar: “bueno, bueno… tampoco le voy a quitar su ganancia” así que dejo de insistir, saco el billete y pago.

Desde ayer tengo a Iñaki, mi árbol de la abundancia, o científicamente, un “portulacaria afra” igualito a este. Decidí llamarlo Iñaki, porque siempre me ha gustado el nombre y hasta ahora puedo elegirlo.

Tal vez este año no me saque la lotería, pero seguro tendré abundancia, por lo menos como compañía.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

15 12 2006
Nefi

Ah! Así que esto es de lo que me hablablas! También creo que tendrás abundancia, son mis deseos para ti en este nuevo año; no obstante, procura que la abundancia de las cosas extistenciales en tu vida no te haga perder el sentido de aquellas que son simples y el estima de los pequeños detalles.

Bendiciones!

20 12 2006
Historias inconclusas « Autobiografía

[…] Iñaki ya está mejor, ahora lo veo contento, sus hojitas dejaron de caerse – tanto – y se ven verdes. Mi mamá me recomendó transplantarlo cuando la luna esté en su cuarto creciente, así que como dijo ella: “estoy cuidando el calendario”. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: