Bitácora

28 09 2006

“Al fin y al cabo,
somos lo que hacemos
para cambiar lo que somos”.
Eduardo Galeano

Se llama ansiedad y me ha dado muy fuerte desde temprano. Ansiedad por lo que no hago, por no ir a la escuela y luego buscar pretextos, o peor aún, encontrarlos. Ansiedad porque siento que estoy luchando contra un sistema – el educativo – bajo el cual he vivido casi toda mi vida y al que ahora repudio, al que no pertenezco y con el que me siento en franca enemistad.

– –

Anteayer me reprochaba estar hablando del trabajo otra vez. Pensando todavía en situaciones que se quedan en la oficina. Pensaba en lo que se dice, en lo que no se dice, en lo irreal, en lo real y qué tan real es.

A todo esto, me siento tranquila. El secreto es darle tiempo al tiempo; tampoco atesorar esperanzas o suposiciones. Darle su peso justo a las cosas. Lo que no puedo evitar es pensar.

En estos casi quince días he hecho de todo un poco y también ha pasado mucho; fundamentalmente tiempo.

– –

Tus padres nunca saldrán de tu vida. Sin embargo, recuerdo claramente el momento en que se dieron cuenta que ya no eran responsables de mis actos. La primera vez que les dije que me mudaba, cada uno reaccionó aceptándolo pero haciendo esa distinción sobre lo que cambiaba en sus vidas, más que lo que cambiaba en la mía. Recuerdo que mi papá me dijo que no podía decir nada porque yo lo tenía no sólo decidido, sino listo; él no intentó entenderlo, sólo aceptarlo. Mi mamá en cambio, lo cuestionó más, pero al ver que mis respuestas eran breves, también aceptó que yo tenía edad y conciencia para hacerlo.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

29 09 2006
pequeñoIban!

A los padres les cuesta aceptar que ya no son tu vida; como a nosotros superar la ansiedad, enfrentarnos a la capcidad de decidir. Salir victorioso de ella

29 09 2006
sombraschinescas

¿Sabes, solo cuando eres padre/madre puedes llegar a entender lo que significa ser hijo? Es lógico una cosa viene dada por la otra, los padres nunca dejamos de estar alli, aquí, ahí, sólo que es duro ver que …. ellos habrán de enfrentarse a todo un sistema fagocitador. Cuando tenemos 17,18, .. 20, 21 pensamos en la vida de una manera muy distinta a como luego se presenta. Precisamente hoy pensaba en cuanto a eso, cuando yo tenia 17,18 años veía como si la vida se abriera ante mí, me la iba a comer… pero luego la vida se te come a tí, sólo con los años, las experiencias buenas/malas, las sonrisas, las lágrimas te formas una idea de la vida. Los padres queremos siempre lo mejor par los hijos, en términos generales, claro está. “Dejar que se caigan del árbol” o “cortar el cordón umbilical” puede ser lento y doloroso, nos los juzges nunca por lo que dijeron o dejaron de decir, estate ahí en la órbita de sus deseos y anhelos, como ellos también están para tí. Menuda paliza te he dejado escrita, si llegaste al final, muchas gracias. Besos.

29 09 2006
eldoctorhache

Sombraschinescas dice cosas sensatísimas. Y juega con ventaja en esto de ser padres.

29 09 2006
Clarice

creo que tú misma te has respondido a este desahogo y esto es bueno.

abrazos y tranquila…tranquila….todo se acomodorá de la mejor manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: