Segundas partes

11 08 2006

“Otra vez mi boca insensata
vuelve a caer en tu piel de miel”.

Maná, Labios compartidos

1

Ella está de vuelta, ha regresado luego de “sacrificar para salvar su matrimonio”. Lo que parecía un acto de “dejar el todo por el todo” se convirtió en unas vacaciones, un tiempo para relajarse, convivir y reconocer con quien elegiste estar.

Ya de vuelta en la ciudad, ha reconocido su casa. Aunque la ha encontrado sola, ahora eso no le importa. Pues antes de abordar aquel camión empacó la promesa que él le regaló: seis meses más.

Ahora le toca a ella retomar su vida, retomar lo que sacrificó y volver a ver por sí misma. Con total calma, toma el teléfono y llama a su ex – jefa para saludarla. Al igual que su vida y su matrimonio, vuelve a empezar y se encuentra una nueva oportunidad.

2

Cuando iniciaron su relación, dos meses atrás, el y ella sintieron que sería una relación más, en la cual pondrían todo su empeño, conscientes de que “nada es para siempre”.

Pasado este tiempo, él fue queriéndola cada vez más; dejando de lado el miedo, sintiéndose seguro y cada vez con más ganas de seguir. Ella, más fría como era, fue luchando por no perder la sensatez, no perder el control, saber cuánto lo quería y hasta dónde quería quererlo.

Un día, el amor se salió de control, empezó a crecer sin que ninguno de los dos pudiera hacer nada. Él estaba feliz, ella asustada.

Ella decidió irse, aunque lo quisiera y él a ella. Sentir la situación fuera de control la trastornó. Eligió quedarse con ella, seguir buscando amores efímeros y sentirse segura. Decidió dejar el amor de donde no se hubiera ido jamás. Ellos lo sabían. Ella fue cobarde, él la respetó.

3

Él es sensible y constante, ella tiene alma viajera. Sus encuentros son esporádicos, pero mágicos, únicos.

Cada vez que ella vuelve, él no tiene forma de negarse, de abstenerse, de exigirle estabilidad y entrega.

Quienes conocen la historia, la juzgan a ella, diciendo que la que se va y vuelve es ella y que si él sigue cayendo con ella es porque la quiere y si sufre es por no querer compartirla.

Otros decimos que él no la quiere lo suficiente para decir “ya no” y entra más su amor propio que el amor por ella al aceptarla y volver a compartirla.

4

Raúl está seguro que ha conocido a la mujer de su vida, a su alma gemela. El error ha sido decirlo. Luego de algún tiempo solo, a la espera, presiente que ella es. Sueña con ese futuro juntos.

En esta historia no entra ella: él llena la historia por sí solo. Él ama por los dos.

– – –

Muchas veces hacemos cosas, elegimos o rechazamos y creemos tontamente que es para siempre. Afortunadamente la vida cambia tanto y tan inesperadamente, que a veces uno se sorprende cuando nota dónde ha ido a parar. Nada es para siempre y nada es tan fuerte como parece.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

17 03 2011
miranda cosgrove

dejnme las partes de la biografiiiaa

17 03 2011
miranda cosgrove

plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz zi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: