Lavándome las manos

3 05 2006

Abro la llave, me mojo las manos – algunas veces cierro la llave – rocío el jabón (líquido) en una mano o con enjabono las palmas (jabón en barra). Teniendo una mano o las palmas enjabonadas me tallo las manos enjabonándolas hasta las muñecas y uniformemente. Vuelvo al agua, las enjuago – tallándolas – escurro el agua de una mano con la otra unas 2 veces, luego las escurro sacudiéndolas y me dispongo a agarrar el papel. Cuando estoy jalando el papel cuido que las gotas que podrían escurrir no mojen los brazos. Me seco ambas manos con el mismo papel, una mano por un lado y otra por el otro.¡Vaya procesos que lleva uno en la vida!… ¿Maniática yo? ¡Qué va! Lo que pasa es que leí hace días unas cuantas líneas de Julio Cortázar – y sus instrucciones – y ahora que estaba lavándome las manos en el baño me vino esta idea a la mente.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: